Edge computing o computación perimetral

edge computing

Sin duda alguna, Edge es una palabra de moda. Al igual que “IoT” y “nube” antes de él. Pero en pocas palabras significa todo y nada. 

Empresas como Amazon, Microsoft y Google nos han demostrado que podemos confiarles nuestros datos personales. Ahora es el momento de recompensar esa confianza al darles un control completo sobre nuestras computadoras, tostadoras y autos.

El edge computing no es un concepto nuevo, pero se han unido varias tendencias para crear una oportunidad de ayudar a las organizaciones industriales a convertir cantidades masivas de datos basados ​​en máquinas, en inteligencia accionable más cerca de la fuente de los datos.

Y mientras que la computación en la nube es un importante facilitador de la transformación industrial, la “computación perimetral” se está convirtiendo rápidamente en una parte clave de la ecuación de la Internet Industrial de las Cosas (IIoT).

Y si, la computación en la nube tiene mucha influencia en nuestros tiempos, los dispositivos como Amazon Echo, Google Chromecast y Apple TV están alimentados por el contenido y la inteligencia que se encuentran en la nube.

Pero entonces, ¿la nube dejara de existir?

La computación perimetral se realiza en o cerca de la fuente de los datos, en lugar de confiar en la nube, en uno de una docena de centros de datos para hacer todo el trabajo. No significa que la nube desapareceráSignifica que la nube está llegando a nosotros.

“A diferencia de la computación en la nube, que depende de los centros de datos y el ancho de banda de la comunicación para procesar y analizar los datos, Edge Computing mantiene el procesamiento y el análisis cerca del borde de una red, donde los datos se recopilaron inicialmente.”

– Futurum Research.

La función de la computación perimetral hasta la fecha se ha utilizado principalmente para ingerir, almacenar, filtrar y enviar datos a sistemas en la nube.

Sin embargo, estamos en un momento en el que los sistemas informáticos de vanguardia están empaquetando más capacidad de cálculo, almacenamiento y analítica para consumir y actuar sobre los datos en la ubicación de la máquina.

Ejemplo de la edge computing

Un gran conductor para la computación de borde es la velocidad de la luz. Si una Computadora A necesita preguntar a la Computadora B, a medio mundo de distancia, antes de que pueda hacer algo, el usuario de la Computadora A percibe este retraso como latencia.

Los breves momentos después de hacer clic en un enlace antes de que su navegador web comience a mostrar realmente algo, es en gran parte debido a la velocidad de la luz.

Los videojuegos multijugador implementan numerosas técnicas elaboradas para mitigar los retrasos reales y percibidos entre usted disparando a alguien y sabiendo, con certeza, que se perdió.

asistente de voz

Otro interesante ejemplo podrían ser los asistentes de voz que normalmente necesitan resolver sus solicitudes en la nube, y el tiempo de ida y vuelta puede ser muy notable cuando se trata de enviar solicitudes y recibir respuestas. Allí interviene nuevamente la velocidad de la luz.

Hubo un reciente rumor de que Amazon está trabajando en sus propios chips de AI para Alexa, pero esto no debería ser una sorpresa. Cuanto más pueda hacer el procesamiento de Amazon en su dispositivo Echo local, menos tendrá que confiar en la nube.

Desde la analítica en tiempo real hasta la automatización, la computación perimetral está desatando múltiples capacidades nuevas, y las compañías no podrían ser más receptivas a ella.

Depende de las grandes empresas decidir cuánto control quieren obtener sobre las vidas de sus usuarios. Pero, también podría depender de nosotros los usuarios decidir si hay otra forma de construir el futuro. Solo con la información necesaria, la tecnología sigue avanzando. Debemos aprender mucho de ella.

Anímate y deja tu comentario