La ética digital y la privacidad de nuestros datos

ética digital y la privacidad

Las grandes empresas están comenzando a encontrar un punto medio en lo que respecta a la protección de la privacidad y los datos en línea de sus usuarios.

 

La ética digital y la privacidad son temas que tiene una influencia fuerte en las organizaciones y los gobiernos.

Los usuarios están cada vez más preocupadas por la forma en que su información personal está siendo utilizada por el sector público y privado.

En respuesta a las amenazas cibernéticas en constante crecimiento, la UE creó el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) para garantizar que los sitios web obtengan permisos y protejan la información que obtienen de los usuarios.

Este nuevo reglamento de cumplimiento requiere que cualquier empresa con usuarios de la UE actualice sus políticas y promulgue mayores estrategias de privacidad.

¿Que es la ética digital?

No es una palabra que frecuentas en cualquier diccionario, por lo tanto, está definida por expertos como “el impacto de las tecnologías de información y comunicación digitales (TIC) en nuestras sociedades y ambiente en general”.

Para simplificar un poco el concepto, la ética digital involucra las decisiones morales que se toman con respecto al mundo virtual.

La etiqueta digital es esencial para fortalecer su reputación (como ente publico o privado), retener a sus clientes y comportarse éticamente en el mundo digital.

La comprensión de la ética y la privacidad puede parecer simple al principio, pero cuando empiezas a sumergirte, descubres que encontrar el equilibrio entre ser solidario e intrusivo es difícil.

gdpr

¿Como funciona el GDPR?

Esta ley requiere que, esencialmente cualquier compañía en todo el mundo, actualicen sus políticas y promuevan estrategias de privacidad más rigurosas.

Las preocupaciones de seguridad incluyen, pero no se limitan a:

  • Pedir a los usuarios permiso para recopilar y retener piezas clave de sus datos.
  • Pedir a los usuarios permiso para vender los datos que ha recopilado.
  • Dar a los usuarios el derecho de solicitar que se eliminen sus datos.
  • Dando a los usuarios la opción de descargar los datos que has recopilado.

Ahora, incluso si sus usuarios o visitantes le dan permiso para recopilar sus datos, todavía tiene la responsabilidad de mantener segura su información.

Con las amenazas cibernéticas en aumento, necesita diligencia absoluta cuando se trata de proteger los datos que recopila.

“Pasar de la privacidad a la ética mueve la conversación más allá de ‘cumplimos‘ hacia ‘estamos haciendo lo correcto‘”

David Cearley, vicepresidente de Gartner.

Nada de esto puede ser ignorado. Reconocer los problemas éticos relacionados con la transformación digital y permitir que la ética dé forma al proceso de diseño es un desafío clave.

La prioridad es la seguridad y privacidad de los usuarios, todo esto envuelto en sectores de intercambio e integración de datos (política, regulación y prestación de servicios).

Por esto y mas, te sugiero seguir leyendo, investigando y aprendiendo de las tendencias tecnológicas que nos depara el futuro.

Anímate y deja tu comentario